Plantas naturales para el estanque, donde y como plantar

En este artículo intentaré dejar claros algunos conceptos sobre las plantas de estanque, las distintas especies que podemos cultivar tanto dentro del agua como alrededor de esta, incluso en la zona solo inundable cercana al estanque que nos hará crear un conjunto equilibrado, llamativo y con poco mantenimiento del jardín acuático que es el estanque. Evidentemente para crear un bonito jardín acuático debemos conocer todas las especies de plantas que hay disponibles según las características de nuestro estanque, diferentes profundidades de la lamina de agua, clima de nuestra zona, tamaño del estanque,incidencia del Sol, calidad del agua, filtración, existencia de arroyos o cascadas, todo esto va a influir en como vamos a plantar.

En esta entrada del blog haré incapie solo en las zonas de plantación de un estanque, los tipos de plantas que existen dependiendo de las condiciones preferidas de humedad del suelo, podemos clasificarlas en :

  • Flotantes:  son aquellas que flotan, así de simple, Algunas de estas plantas no tienen raíces, otras sí, se balancean en el agua flotando en la superficie pero ninguna de ellas tienen anclaje al suelo. Generalmente estas suelen ser tropicales, mueren en invierno, y sobreviven como rizomas durmientes  que van a parar al fondo del estanque reposando en el lodo  para volver a crecer cuando sube la temperatura en primavera, aunque en zonas muy frías puede ser necesario reponer en primavera ya que los rizomas se congelan. Casi todas las plantas flotantes se reproducen vegetativamente con mucha rapidez, poblando la superficie del estanque, esto puede ser un problema muy fácil de solucionar retirando parte de estas plantas , pero en nuestro país con la fuerte insolación son muy beneficiosas, ya que protegen al agua del sobrecalentamiento en verano, previenen el agua verde, consumen muchos nutrientes y algunas sirven de complemento en la alimentación de los Kois.

 

 

  • Plantas sumergidas:  estas son aquellas que viven total o casi totalmente sumergidas en el estanque, pueden encontrarse apenas arraigadas en el fondo del estanque en el lodo o solo saliendo a superficie para florecer. Hay mucha gente que cree que no vale la pena mantenerlas porque apenas las podemos disfrutar, pero es un gran error no mantenerlas,  son indispensables para el equilibrio del estanque ya que aportan grandes cantidades de oxígeno beneficioso para las bacterias, otras plantas y también para los peces. Muchas de ellas son verdaderas consumidoras de sustancias nitrogenadas y sirven tambien de soporte de puesta para los peces y para los primeros estadios de la alimentación de los alevines.
  • Plantas marginales: son aquellas que crecen el el mismo borde del estanque, en este grupo de plantas encontramos una gran variedad en cuanto a sus necesidades de humedad, desde plantas que necesitan un suelo seco pero perfectamente inundable a plantas con profundidades de plantación  de varios centímetros, o plantas solo en suelo humedo constante. Las colocamos alrededor del estanque en contacto directo con la tierra, ya que siempre permiten ser anegadas como causa de fuertes lluvias o desbordamiento del agua del estanque. Las plantas marginales deben ser elegidas siempre por su altura para crear una transición equilibrada entre las plantas acuáticas del estanque y estas. Incluso podemos ayudarnos de piedras para que parezca de forma natural que estas plantas crecen hacia el estanque. Son plantas de elección en los arroyos o en cascadas grandes de piedra.
  • Plantas de pantano: las plantas marginales se mezclan casi con ellas, es quizás el grupo más grande de plantas para estanque y con mayores diferencias en cuanto a profundidad de plantación, desde algunas que se confunden entre marginales y pantanosas a plantas que podemos mantener en profundidades  de 15 cm. Son plantas de crecimiento rápido que debemos mantener limpias libres de restos de hojas y generalmente plantamos en macetas perforadas para un mejor control y reproducción o trasplantado .
  • Plantas acuáticas: Son las que crecen siempre dentro del estanque con sus raices ancladas en el fango o en grandes macetas si queremos controlarlas, pero siempre con las hojas y flores fuera del agua, en este grupo incluimos también los nenúfares y lotosya que son bulbos o rizomas anclados en el fango y que echan sus largos tallos con la hoja abierta en superficie.
La gran mayoría de plantas de estanque son perennes, por lo tanto pasarán el invierno en el estanque y en primavera rebrotarán, solo hay que tener algunos cuidados según especie (en cada planta  del catalogo explicamos su mantenimiento concreto).
La reproducción de las plantas de estanque , la haremos o bien por división de las matas, de ahí que sea importante en algunas por nuestra comodidad la plantación en macetas perforadas o de tela, por esquejes o por semillas. Este tema lo tocaremos en un nuevo articulo en el blog, como reproducir tipos de plantas de estanque.
De forma breve os indicare como debemos plantar algunas plantas de estanque, las flotantes es sencillo solo debemos añadirlas a la superficie del estanque. Las sumergidas, las podemos anclar en el fondo o para mayor comodidad, lo ideal es llenar una maceta de gravilla sin tierra y sujetar en esta los tallos,esto nos permite que si cogen mucha longitud esos tallos poder podarlos y replantar.
El resto de plantas marginales, muchas veces sobre la tierra del borde exterior del estanque y las que necesitan humedad en suelo o en maceta.
Si ya estamos plantando plantas pantanosas o acuáticas , os recomiendo no usar NUNCA tierra abonada , ni de jardineria ni muy rica en turba, ya que solo nos dará problemas bien por putrefaccion  de las raices o por contaminacion del agua del estanque.
La tierra a usar debe ser tierra del jardín “olvidada” que sepamos que hace tiempo no ha recibido ningún abono, preferiblemente arcillosa y mezclaremos esta con al menos un tercio de arena o grava fina y esta será siempre la tierra de plantación, llenaremos el recipiente con la planta y esta mezcla y dejaremos al menos 3 cm en superficie hasta el borde de la maceta, que rellenaremos con gravilla, para evitar que la tierra salga al estanque o los peces al buscar la puedan sacar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *